UX es cómo un usuario interactúa con determinado contenido, en determinado dispositivo. ¿Te acuerdas de Snake?

Por muchos años pensé que el diseño de experiencias estaba sólo vinculado al diseño de aplicaciones móviles. Eso que se conoce como UX Design. Pero es mucho más amplio que una U y una X.

En el año 2011 conocí el término trabajando junto a ingenieros de sistemas, programando aplicaciones y diseñando páginas web. En ese entonces aún no era tan popular usar apps, así que fue entrar en un nuevo lenguaje.Podríamos pensar, por ejemplo, que quienes tuvimos un super nintendo fuimos guiados por diseñadores que estaban enfocados en nuestra experiencia al jugar. Así mismo quienes desarrollaron el Tamagochi o Snake para el Nokia 00.

Lo mismo pasa con las páginas web, donde uno de los procesos esenciales es que haya alguien (o un equipo) detrás, determinando y evaluando cómo va a ser utilizada esa página, qué pasos va a seguir el usuario, etc. Con el paso del tiempo y la llegada de los teléfonos inteligentes, la experiencia de usuario se enfocó cada vez más en la creación y uso de aplicaciones móviles, de todo tipo. Hoy en día, siendo Marzo del año 2021, 10 años después de mi primer acercamiento al diseño de experiencias, es momento de reformular, para mí y para los diseñadores a quienes les pueda interesar este punto de vista, de qué hablamos cuando hablamos de UX.

«Lo que diseñas te diseña»

Esta frase corresponde a lo que se denomina Diseño Ontológico, un término relativamente nuevo y muy poco conocido en el mundo del diseño, que hace referencia a cómo los procesos en los que estamos involucrados a diario (nuestros hábitos), los objetos que usamos y los espacios que habitamos, en una u otra medida nos están diseñando. ¿Qué quiere decir esto? Que están modelando nuestros comportamientos. A diario. Aunque la mayoría de las veces no lo notemos.

¿Y qué tiene que ver el diseño de experiencias con el diseño ontológico? Que un área contiene a la otra: Si lo pensamos como una célula, el diseño de experiencias sería el núcleo del diseño ontológico.

El diseño de experiencias moldea sociedades dentro
y fuera de las pantallas.

Emulamos experiencias para enseñar nuevos comportamientos y reinventar los que existen. ¿Te suena familiar a Instagram o TikTok? Estas aplicaciones que cada vez alienan más a sus usuarios diciéndoles qué, cómo y cuándo «hacer las cosas», parecen innocuas al ser gratuitas, pero ¿realmente lo son? Están modelando el comportamiento, la psique y la forma de autopercepción de varias generaciones alrededor del mundo. De esto hablaremos en otra entrada porque es algo que me viene dando vueltas en la cabeza hace meses.

 

Si en este momento estudias o trabajas en algún área vinculada a las industrias creativas, definitivamente te invito a preguntarte: ¿Cómo lo que estás haciendo hoy, impacta el comportamiento de otros, incluidos animales, plantas y el planeta Tierra en sí?

 

¡Te leo en los comentarios!

 


↓ No te pierdas la dosis semanal de inspiración ↓