«Estamos bombardeados con tanta información y estimulación que no podemos procesarlo todo a la vez (…) nuestros cerebros seleccionan la información útil e ignoran el resto, para que podamos centrarnos en uno o unos pocos temas».
Kyle Mathewson – MIT Researcher

Hace aproximadamente 15 años tengo una fascinación con los países nórdicos, especialmente con Islandia. ¿Cómo no enamorarse de sus paisajes y el misterio que la envuelve? ¿Cómo no querer ir si en Instagram me aparece al menos, una vez al día, una selfie de alguien que está allá (o estuvo)?

Islandia es una zona pequeñita de este planeta que hace poco más de 5 años parece haberse convertido en un destino turístico infaltable para miles de humanos. Vamos a hablar un poco de esto.

Islandia ha sido uno de los principales destinos que se han incorporado al discurso del “sobreturismo”. Sin embargo, es diferente a muchos otros supuestos destinos de turismo, en que su turismo se basa en destinos naturales.

Sæþórsdóttir, A.D.; Hall, C.M.; Wendt, M. Overtourism in Iceland: Fantasy or Reality? Sustainability 2020, 12, 7375.

Con el fin de explorar la narrativa del sobreturismo islandés, el artículo que te acabo de nombrar, informa sobre un análisis de contenido de los medios que hablan de tema.

Voy a detenerme un momento a hacer una aclaración importante: no soy investigadora pero si una persona muy curiosa a la que le gusta contrastar datos científicos, pruebas y análisis de fuentes confiables antes de sacar conclusiones sobre un tema. Te dejo las fuentes de lo que voy nombrando para que puedas investigar por tu cuenta si quieres hacerlo. Sigamos.

El análisis de contenido es un método de investigación bien establecido para hacer visibles las interferencias reproducibles entre los medios de comunicación y los datos que se comunican. En este caso, los investigadores analizaron en total 507 artículos encontrados en la web para poder responder a la pregunta acerca de si el sobreturismo en Islandia es una fantasía o una realidad. Aquí puedes leerlo.


¿Y qué tiene que ver esto con la sobreinformación?

El término sobreturismo hace referencia a ese momento en que los turistas afectan la vida de los habitantes, y el patrimonio cultural y natural de un lugar, a tal punto, que pone en riesgo su equilibrio dinámico. Y una definición para el término sobreinformación podría ser algo como “generar y consumir información en exceso, más deprisa de lo que podemos procesar”. No tengo una definición exacta del término pero aquí puedes leer más.

Los lugares físicos que habitamos, al igual a los lugares virtuales y mentales, tienen recursos, espacio y capacidades limitadas, es decir, pueden procesar lo que va ocurriendo a un ritmo determinado. Así como nosotros, los animales con acceso a Internet, tenemos capacidades limitadas para digerir la información que consumimos.

Pero, ¿qué estamos haciendo con toda esa información?

Ahora viene un comentario muy personal a modo de reflexión.

Puede que la estemos replicando sin cuestionarla, que nos estemos llenando de cursos para hacer después, que leamos cada vez más libros, escuchemos cada vez más podcasts, guardemos cada vez más links de lo que nos resulta interesante, etc, etc, etc. Cada día información nueva, un poquito más de alimento para el cerebro insaciable que gracias a las redes sociales adquirió el comportamiento de querer todo rápido. Es el alimento perfecto para la ansiedad. El azúcar que hace que queramos más y más. Esa misma que dentro de unos años nos va a pasar la factura cuando menos lo esperemos.

La sobreinformación es el sobreturismo dentro nuestro, eso que logra desequilibrar nuestra salud mental, física y emocional, aunque no lo estemos viendo. ¿Puede la sobreinformación estar siendo una realidad en tu vida? Estaré feliz de leer todo lo que quieras compartir conmigo o ampliar sobre este tema aquí en los comentarios.

¡Un abrazo!


¿Quieres recibir dosis semanales de inspiración?
↓ Suscríbete a la Newsletter de Instinto Creador ↓